Aula Financiera

Imprimir Imprimir Compartir en Facebook Imprimir Google+ Imprimir Imprimir

Cinco formas de ahorrar dinero en casa

Algunos pequeños cambios te pueden permitir ahorrar o incluso ganar muchos euros. Y están al alcance de tu mano, en tu propia casa.

03/05/2016.- Ahorrar no siempre significa privarnos de salir a comer o cenar fuera, quedarnos sin viajar o controlar al máximo las compras que se hacen en casa. También se puede conseguir incorporando algunos cambios en el hogar, modificando hábitos o poniendo en marcha nuevas formas de gestión. En nuestra casa podemos encontrar incluso nuevas fuente de ingresos.

  • Electrodomésticos eficientes, una interesante fuente de ahorro. Tu bolsillo, y también el medio ambiente, agradecerán que dispongas de ellos. Un frigorífico clasificado como A+++ (los más eficientes), pueden suponer un consumo de 30% de energía menor con respecto a otro de tipo medio. En el caso de la lavadora, el ahorro puede alcanzar el 45%. Además puedes utilizar temporizadores para rentabilizar el consumo de radiadores eléctricos y del aire acondicionado.
     
  • Mejor 'off' que 'standby'. Sí, es más cómodo encender la tele siempre desde el mando, pero todos los aparatos que dejas encendidos en 'standby' pueden aumentar tu consumo eléctrico un 10%. Si utilizas regletas puedes apagar varios dispositivos a la vez (tele, equipo de música...) cuando no los estés utilizando. Recuerda; pequeño gesto, importante ahorro.
     
  • ¿Necesitas reducir más la factura de la luz y también la del gas? Constituyen dos de los principales gastos del hogar, por lo que es importante mantenerlos a raya. La entrada en vigor el pasado año de la nueva factura de la luz por horas ha complicado el control del gasto, ya que establece un precio que varía a lo largo del día en función de la cotización energética (siempre y cuando el consumidor disponga de un contador inteligente). Las horas con la tarifa más caras se concentran entre las 21 y las 23 horas, de lunes a viernes y las más baratas son de madrugada. Si eres de los que necesita hacer un mayor consumo en esos momentos, lo mejor es que consultes con tu distribuidor de energía; puedes contratar una tarifa con discriminación horaria, que te permita precios más económicos durante las horas de mayor uso. Según la OCU (Organización de Consumidores Unidos), esta opción ahorra a una familia media unos 80 euros anuales en la factura de la luz.

    En el caso de la calefacción, que puede suponer en invierno casi la mitad del coste energético de la casa, los expertos recomiendan mantener una temperatura constante durante el día de 20-21 grados (cada grado más aumenta el consumo un 7%) y reducirla a unos 16 grados por la noche; esa misma temperatura es la que debes dejar si no estás en casa durante unas horas. El uso de termostatos para mantener la temperatura óptima te ayudará a ahorrar entre un 8 y un 13%. Si además dispones de una caldera de condensación verás cómo aumenta ese porcentaje de ahorro y cómo disminuye la factura. Para rentabilizar bien la calefacción, comprueba que tienes un buen aislamiento en puertas y ventanas. Si se escapa el calor, se escapa también tu dinero.
     
  • Ahorra en la cesta de la compra. Planificar y comparar son principios básicos en el ahorro. Por eso, no vayas al 'súper' sin la lista de lo que necesitas (¡y tampoco sin comer o acabarás ‘picando’!) y busca los productos con mejor calidad-precio. Un informe elaborado recientemente por OCU estima que los españoles pueden ahorrar más de 800 euros al año en función del establecimiento al que acudan. Además de comparar, compra con la cabeza y no con los ojos. No desdeñes esos tomates y esa fruta sólo por no tener una forma y un color de anuncio; seguro que el sabor te compensa, además del precio.
     
  • Tienes dinero en el trastero. ¿Necesitas un dinero extra? Lo tienes en el armario, o en el trastero, o en cajas debajo de la cama. Si empiezas a buscar puedes encontrar el equipo de buceo que sólo usaste un verano, las zapatillas de marca que no estrenaste, la cámara de vídeo que le regalaron a los niños en la comunión y que los smartphones aparcaron rápidamente... Un estudio elaborado por la página de venta de productos de segunda mano 'Tablón de anuncios' con datos de 500.000 anuncios de 100.000 usuarios llegó a la conclusión de que una familia podía acumular objetos que no utiliza por valor de ¡7.000 euros! ¿A qué esperas para conseguir un dinero extra?